Babel – De Vuelta Al Propósito

Gn 11.1–9

1 Hubo un tiempo en que todos los habitantes del mundo hablaban el mismo idioma y usaban las mismas palabras. 2 Al emigrar hacia el oriente, encontraron una llanura en la tierra de Babilonia y se establecieron allí.

3 Comenzaron a decirse unos a otros: «Vamos a hacer ladrillos y endurecerlos con fuego». (En esa región, se usaban ladrillos en lugar de piedra y la brea se usaba como mezcla). 4 Entonces dijeron: «Vamos, construyamos una gran ciudad para nosotros con una torre que llegue hasta el cielo. Eso nos hará famosos y evitará que nos dispersemos por todo el mundo».

5 Pero el SEÑOR descendió para ver la ciudad y la torre que estaban construyendo, 6 y dijo: «¡Miren! La gente está unida, y todos hablan el mismo idioma. Después de esto, ¡nada de lo que se propongan hacer les será imposible! 7 Vamos a bajar a confundirlos con diferentes idiomas; así no podrán entenderse unos a otros».

8 De esa manera, el SEÑOR los dispersó por todo el mundo, y ellos dejaron de construir la ciudad. 9 Por eso la ciudad se llamó Babel, porque fue allí donde el SEÑOR confundió a la gente con distintos idiomas. Así los dispersó por todo el mundo.

BABEL – No era para confundir sino para volverlos al propósito

Genesis 11.1 dice que “hubo un tiempo”, el verbo está en pasado, por lo que indica algo que era pero que ya no es. En nuestras vidas hay tiempos y temporadas que son marcadas por eventos. En otras palabras, tienen un comienzo y tienen un final. Así que no importa cuál es tu peor situación o tu peor momento, éste tuvo un comienzo y tendrá un final.

¿De qué tiempo es el que habla las escrituras en Gen. 11.1? Para saberlo tenemos que ir al capítulo anterior. En Gn 10.1 nos dice: “Este es el relato de las familias de Sem, Cam y Jafet, los tres hijos de Noé, a quienes les nacieron muchos hijos después del gran diluvio. Por lo tanto, el relato de la torre de Babel es parte de la historia de los Hijos de Noé después del gran diluvio. Esto es importante porque de Sem, Cam y Jafet salieron todas las naciones que hoy conocemos.

En las escrituras nos informa que después que Adán y Eva pecaron, la maldad del hombre se multiplicó y Dios se arrepintió de haber hecho al hombre y decidió destruir al mundo con un diluvio. Noe halla gracia delante de Dios (Mejor dicho la Gracia halla a Noe), Dios le ordena a Noe preparar un Arca y le permite llevar a sus hijos y esposas en el Arca. Las aguas caen, vuelve el agua a la normalidad. Sem, Cam y Jafet se multiplican, entonces hablaban el mismo Idioma.

Al terminar el diluvio, Dios les había dado una instrucción a Noe y sus hijos. En Gn 9.1 dice: “Después Dios bendijo a Noé y a sus hijos, y les dijo: «Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra.” Las instrucciones que Dios da en el Nuevo Génesis son las mismas que les había dado a Adán y Eva: fructifiquen y multiplíquense, llenen la tierra. Pero ellos hicieron todo lo contrario.

EL PROBLEMA DE SER HUMANO DESDE LA ETERNIDAD ES QUE LE GUSTA MÁS HACER LO QUE LE CONVIENE, QUE LO QUE LE ES ORDENADO

Dios les dice llenen la tierra, multiplíquense pero ellos dicen, hagamos una ciudad, una gran torre y ganemos fama. En Gen 11.4 lo relata de esta manera:  “Entonces dijeron: «Vamos, construyamos una gran ciudad para nosotros con una torre que llegue hasta el cielo. Eso nos hará famosos y evitará que nos dispersemos por todo el mundo». La intención de ellos era hacer la voluntad humana antes que desarrollar el propósito de Dios. Lamentablemente hay personas que viven haciendo lo que les parece e ignorando los procesos que te llevan al propósito de Dios. Les gusta más la conveniencia que la manifestación del propósito de Dios. 

“Lamentablemente hay personas que viven haciendo lo que les parece e ignorando los procesos que te llevan al propósito de Dios”

Esta gente cargaba dentro deseos de grandeza, ellos sabían que pertenecían a una generación de autoridad y dominio. Y ellos querían dejar una huella, querían ser famosos. Ellos sabían que Habían sido escogidos para poblar la tierra, para gobernarla, y que al igual que Adán y Eva eran Imagen de Dios. Tu has sido diseñado para ejercer gobierno, se te ha dado autoridad para que domines tus situaciones, tus emociones, no para que ellas te dominen. No se te ha dado espíritu de temor sino de Poder, amor y dominio propio. Eres parte de la Iglesia y la Iglesia está diseñada para establecer y gobernar.

“Ellos no querían alcanzar al cielo sino alcanzar a Dios.”

Esta gente deciden hacer una torre que llegara a los cielos, en lugar de expandirse por el mundo según lo que Dios les había ordenado. ¿Qué nos hace pensar que ellos realmente querían alcanzar el cielo? para cualquier persona es obvia la distancia real de la tierra al cielo. Ellos no querían alcanzar al cielo sino alcanzar a Dios.

DESDE QUE EL HOMBRE PECÓ, EL SER HUMANO HA BUSCADO LA MANERA DE CONSTRUIR ESCALERAS PARA ALCANZAR A DIOS:

En la antigüedad, se pensaba que los dioses se podían adorar mejor en los lugares altos. En las montañas. Por eso aquella Samaritana que se encontró con Jesús le preguntó en que Monte era que debían adorar, si en el de los Judíos o en el de los samaritanos, pero Cristo le contesto la adoración no se lleva a cabo en lugar sino en la naturaleza del Padre. El padre es Espíritu, debes adorarle en espíritu y en verdad.

“La adoración no se lleva a cabo en lugar sino en la naturaleza del Padre”

El problema de babilonia es que no tenía montañas. Como no tenían lugar para adorar, tenían que crearlo por sus propios métodos humanos. La torre que ellos levantaron se le conoce en la arquitectura como Ziggurats, eran estructuras gigantescas que se construían en los centros de las ciudades. Se consideraban que eran el punto de encuentro entre los dioses y el hombre. Era el punto donde la tierra se unía al cielo. Donde lo inmortal se reunía con lo mortal.

“Dios no admite sustitutos sino Su plan original”

Los zigurats era el sustituto de lo ya creado. Era el esfuerzo humano por alcanzar el cielo, era el deseo por estar cerca de Dios a través de métodos humano y esfuerzo humano. El problema es que Dios no admite sustitutos sino Su plan original.

Esto se llama religión – Tratar de alcanzar a Dios a través de esfuerzo e iniciativa humana. Babel es la historia de un grupo de personas tratando de alcanzar lo que ya eran y tratando de recibir lo que ya tenían. Ya Dios tenía una relación con ellos, ellos habían sido enviados con un propósito de dar fruto, multiplicarse y llenar la tierra pero decidieron establecerse en un lugar y lograr por sus propios esfuerzos algo que él había designado darles gratuitamente.

Dios nos ha llamado a multiplicarnos no a acomodarnos. Los procesos y situaciones que vivimos son los motores para que nos demos cuenta de que estamos respirando, de que hay vida en nosotros, de que el introdujo dentro de nosotros un propósito eterno (Cristo) con el cual tienes que salir corriendo y llevarlo a otros, entonces será llena la tierra del conocimiento de Su Gloria. No tenemos que construir una torre por nuestro propio esfuerzo para alcanzar a Dios y Su favor, ya el nos alcanzó por medio de Cristo y se metió dentro de nosotros.

Muchas veces buscamos fuera lo que ya cargamos dentro. Sabemos que Cristo por medio del Espíritu Santo está dentro de nosotros, pero seguimos cantándole que descienda, que venga, que me toque, que me avive, cuando la realidad presente es que, si lo tenemos a Él, lo tenemos todo.

CUANDO TU HACES OBRAS PARA ALCANZAR ALGO DE DIOS, ESTAS LEVANTANDO UNA BABEL.

Cuando dices que estas pagando el precio, realmente estas levantando una Babel. El precio que pagues nunca se va a comparar al precio que pagó Cristo en la Cruz, por lo tanto, sería una falta de respeto pagar por algo que El ya pagó. Si tienes que hacer algo para sentirte amado, salvo, justificado, limpio con Dios – estas levantando un Babel con tus propias fuerzas. En Romanos 11.6 (RVR60) dice: Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.

“Si tienes que hacer algo para sentirte amado, salvo, justificado, limpio con Dios – estas levantando un Babel”

Gracia no es Gracia si tienes que pagar por ella. La Salvación no se conquista, se recibe por fe. Si crees verdaderamente en que Cristo es el Hijo de Dios y que murió por ti, se te entrega el regalo. El intentar alcanzar a Dios por métodos humanos solo logrará frustrarte. ¿Cuántas veces lo has intentado y fracasado? ¿ Cómo te sientes cuando pasa? Lo sé, frustrado o frustrada. Muchas veces Dios permitirá la frustración para que te des cuenta de que en tus propias fuerzas no lo vas a poder lograr.

CUANDO DECIDES HACER LAS COSAS POR TUS PROPIAS FUERZAS DIOS VA A FRUSTRAR TUS PLANES PARA DEVOLVERTE A SU PROPÓSITO

En Génesis 11.5 dice que Dios descendió a ver la torre y en el vs 7 dice “confundamos las lenguas para que no sigan edificando. Cuando Dios vio que el hombre estaba tratando alcanzarlo por su propia fuerza, frustró sus planes al confundir las lenguas. Ahora no podían comunicarse. Pero el vs 8 dice: “De esa manera, el SEÑOR los dispersó por todo el mundo, y ellos dejaron de construir la ciudad.”

“El siempre te llevará exactamente al lugar donde siempre debiste haber estado”

Esa había sido la instrucción después del diluvio, pero ellos quisieron alcanzar a Dios por medio de la “Torre de Babel”. Tratar de ganarte algo de parte Dios por obras, va a llevarlo a Él a frustrarte, para que regreses al propósito original de Dios, El siempre te llevará exactamente al lugar donde siempre debiste haber estado. Ellos dejaron de hacer lo que querían y terminaron regresando al propósito: fueron dispersados para multiplicarse.

Dios te va a llevar muchas veces tu límite para que aprendas que no puedes hacer nada por tus propias fuerzas. A veces la única manera de volver al propósito es rendirte, decir no lo intento más y permitir que sea Su gracia la que traiga descanso sobre tu vida. Tu frustración es solo la evidencia de que Dios quiere que dependas de El y no de tus obras y propias fuerzas. Tu frustración demuestra que Dios te está tratando de llevar al propósito que diseño para ti. Es tiempo de dejar de construir torres y descansar en la Obra consumada de Cristo.

No necesitas métodos para alcanzarlo, ni para agradarle. Si estás en Cristo ya El te alcanzó y te hizo aceptable delante del Padre. Solo créelo.

Déjanos tu comentario,

Pastor Alex Strubbe

Subscribe
Notificame de
guest
1 Comment
Antiguos
Recientes Mas votados
Inline Feedbacks
View all comments
Gina Jaramillo
Gina Jaramillo
2 Años ago

Gracias mi Dios mi Padre