De la Experiencia a la Transformación – Parte 2

No es lo mismo ser emocionado por una experiencia a ser transformado mediante el conocimiento de Cristo

Como hablamos en la primera parte  de este artículo  nuestra madurez y crecimiento en Cristo no se lleva a cabo por lo que experimentamos sino por aquello que se  nos es revelado o que conocemos. Las emociones son buenas sentirlas, pero éstas deben llevar a la transformación de nuestro entendimiento y de nuestra mente.  Es cuando entiendo algo que la emoción puede producir el efecto de transformación.

Entre los problemas actuales en las iglesias está el desconocimiento de lo que Pedro le llama la Verdad Presente.

“Por esto, yo no dejaré de recordaros siempre estas cosas, aunque vosotros las sepáis, y estéis confirmados en la verdad presente. ” 2 P 1.12 RVR

Si existe una verdad presente,  quiere decir que existía una “verdad pasada”. La “verdad pasada” es todo aquello que relaciona al ser humano con la naturaleza de Adán, esta verdad es la realidad de nuestras vidas antes de que recibiéramos la Vida que Cristo nos dio.  Es una verdad incompleta, pasajera y contenida en el tiempo (presente, pasado y futuro). Es la realidad de nuestra vida de pecado, apartados de Dios que nos conducía a la muerte. El problema es que muchos de los que están en Cristo aun viven creyendo en esta verdad pasada y desconociendo  la Verdad Presente.  Esto los lleva a vivir pidiendo lo que ya tienen y deseando ser lo que ya son.

Si existe una verdad presente,  quiere decir que existía una “verdad pasada”

La Verdad Presente

La verdad presente está enmarcada en los sucesos de la muerte y resurrección de  Jesús. Juan relata en Jn 19.30 que “Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es.” Esto quiere decir: Esta terminado. La obra de Jesús no era la que había terminado sino su propósito en aquella Cruz. ¿Pero que pasó en aquella cruz mientras Cristo estaba siendo crucificado?  Tu yo estábamos siendo crucificados, en otras palabras, antes de tu nacer ya habías sido crucificado juntamente con Cristo (Rom 6.6), y no solo eso sino que resucitaste juntamente con Cristo.(Ef 2.6) Por eso no somos salvos al creer sino que fuimos salvos al momento de Cristo morir y resucitar, la fe lo que hace es que nos da acceso a lo que allí ya habíamos recibido.

…no somos salvos al creer sino que fuimos salvos al momento de Cristo morir y resucitar.

Nuestra verdad presente no está basada en algo que vamos a obtener sino en algo que ya obtuvimos en Cristo. Por ejemplo, muchas personas aun dicen que las bendiciones hay que lucharlas, incluso hablan que debemos ser como Jacob y luchar con el Ángel y decirle que “hasta que no nos bendiga no te vas”. esto es una verdad pasada. En la verdad presente, las bendiciones no se luchan sino que ya se recibieron en Cristo. No oramos para ser bendecidos, oramos por que hemos sido bendecidos, ni ayunamos para que las bendiciones caigan. Tampoco podemos pedir que Dios nos bendiga más de lo que ya somos. Mira lo que dice Efesios 1.3 “Toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien nos ha bendecido con toda clase de bendiciones espirituales en los lugares celestiales, porque estamos unidos a Cristo. (énfasis mio)

En la verdad presente, las bendiciones no se luchan sino que ya se recibieron en Cristo.

Nuestra Verdad presente dice que ya Dios nos ha bendecido, no es que nos va a bendecir si la luchamos, sino que El nos ha bendecido. Lo que vive el creyente en el Nuevo Pacto , es la manifestación de esas bendiciones recibidas. Por eso, es emocionante saber que en la eternidad hemos sido completamente bendecido mientras que en lo terrenal éstas se van  manifestando. Cuando desconocemos éstas verdades solo podemos lograr mantenernos por las emociones que pasamos en los cultos, conciertos, etc. Vamos de lugar en lugar buscando quien nos imponga las manos, quien nos de una revelación, quien nos de una palabra profética, quien me cante lindo para que me saque las emociones.

No caminamos como aspirando a ser algo sino manifestando lo que ya somos.

Pero aquellos que han pasado de la Experiencia emocional a la transformación de la mente son los que han entendido la verdad presente en la que están viviendo. Son aquellos que caminan en lo que dice Col 2.10 NTV: “De modo que ustedes también están completos mediante la unión con Cristo, quien es la cabeza de todo gobernante y toda autoridad.” Caminamos no como si algo nos faltara, sino como COMPLETOS en unión con Cristo.  No caminamos como aspirando a ser algo sino manifestando lo que ya somos. Somos bendecidos, perdonados, justificados, santificados, redimidos y sentados en lugares celestiales juntamente con Cristo. Es tiempo de dejar de poner tanto énfasis en experiencias pasajeras y transicionar en el conocimiento de Cristo.

“Ese proceso continuará hasta que todos alcancemos tal unidad en nuestra fe y conocimiento del Hijo de Dios que seamos maduros en el Señor, es decir, hasta que lleguemos a la plena y completa medida de Cristo.”

Ef 4.13 NTV

 

 

 

Subscribe
Notificame de
guest
1 Comment
Antiguos
Recientes Mas votados
Inline Feedbacks
View all comments
Mariely
Mariely
4 Años ago

Poderoso!!!!