Edificados en el Fundamento – Parte 1

Una de las cosas más importantes en la construcción de una casa o un edificio es la zapata, el fundamento. La base o fundamento determina el tipo de estructura que saldrá, su resistencia, incluso su calidad. Cuanto más firme sea el fundamento, más fuerte y sólida será la estructura.

Una estructura no se construye en un día, toma tiempo de acuerdo a la magnitud de la obra. En otras palabras, mientras más grande, más tiempo tomará su construcción. Dios está construyendo un edificio donde habitar, este no puede ser hecho de manos ni por el hombre, tiene que ser construido por El. Él es el único que conoce sus propias “dimensiones”, cuan ancho, alto y profundo. Dios está construyendo una gran obra, está levantando Su Iglesia.

Dios está construyendo una gran obra, está levantando Su Iglesia.

Uno de las cosas que muchos creyentes no han comprendido es que ellos mismo forman parte de este edificio que está siendo levantado por Dios. Por eso hay personas que no duran mucho en los “ caminos del Señor”, cuando Dios comienza a edificar en ellos, se cansan o se desesperan o simplemente demuestran que nunca estuvieron dispuesto a que Cristo fuese formados en ello..

Por eso, existe una gran diferencia cuando vamos a un lugar a ser manipulados o emocionados a cuando llegamos a un lugar a ser fundamentados, edificados y educados. Debemos ser cuidadosos de la estructura(enseñanzas) que edificamos sobre el fundamento(Cristo). Hoy en día muchos buscan un palabra que les mantenga durante la semana en lugar de buscar una Palabra que los EDIFIQUE en el fundamento para vivir la vida de Cristo en el Aquí y ahora. En esta serie, basada en el fundamento(Cristo), estaremos hablando de la importancia de comprender que Dios quiere edificarnos como un Cuerpo, como Su Iglesia. 

Debemos ser cuidadosos de la estructura(enseñanzas) que edificamos sobre el fundamento(Cristo).

La necesidad del fundamento y la edificación

Es necesario que entendamos cual es la base de nuestra fe y para que somos fundamentados y edificados. Fundamentado y edificado no son sinónimos, uno trata con la base y otro el crecimiento. Uno se relaciona con Cristo y el otro como crezco en Cristo. Ambas son importantes, el problema es que hay cristianos que su fundamento es Cristo, pero están siendo edificados en tendencias, pensamientos filosóficos, psicológicos, incluso hasta gnósticos.

Estos creyentes, creen en Jesús, Su obra, Su cruz y Su resurrección, pero su edificación (crecimiento y formación) están basados en corrientes de pensamientos, en lugar de lo que enseña el Nuevo Pacto. Por eso hoy más que nunca es necesario una revisión de lo que hemos oído, visto y aprendido acerca de Jesús. Creo que ningún creyente tiene problemas con el fundamento. Todos predican a Cristo. El problema mayor está en la edificación. Tenemos una “iglesia” distorsionada, virada y sin forma, edificada en un FUNDAMENTO ETERNO e INCOMOVIBLE.

“El problema mayor está en la edificación, no en el fundamento”

Las múltiples corrientes teológicas, la mezcla de pactos, la justificación y el perpetuar errores con la excusa de que siempre se ha hecho así, han mal formado la estructura (no el fundamento). La mal llamada tradición, que en lugar de traspasar de generación en generación los principios del Reino, han enseñado cosas contrarias al Reino.

Si buscamos en la historia muchas de las cosas que se enseñan hoy en día en las congregaciones, no son compatibles con los pensamientos de la Iglesia Primitiva, incluso ni son mencionados por los Apóstoles en sus cartas. No veo a ninguno de ellos cortar el aire con espadas, no escucho a ninguno hablar de “maldiciones generacionales”, no hay indicios de cartografía espiritual, ni de shofares para espantar lo espíritus. No distingo en las cartas ni en el libro de los Hechos el uso de la honra, paternidad y apostolado tal como se enseña hoy en día. No leo a Pablo o Pedro escribir de Sanidad Interior y mucho menos liberación como se enseña hoy en día. (Nota: Creo en la liberación, creo que Dios tiene el poder para sanar, libertar, etc. Pero muchas de las enseñanzas hoy en día están más bien basadas en el uso de la manipulación y la psicología.)

El Fundamento prometido

Is 28.16 – 16 Por lo tanto, esto dice el SEÑOR Soberano: «¡Miren! Pongo una piedra de cimiento en Jerusalén, una piedra sólida y probada. Es una preciosa piedra principal sobre la cual se puede construir con seguridad. El que crea jamás será sacudido.”

Había una promesa de parte de Dios que iba a venir el momento donde iba a aparecer una piedra sólida, en la cual se puede construir con seguridad. Isaías estaba hablando del Juicio de Dios y del castigo divino de parte de Dios. Pero dentro de todo ese juicio y castigo Dios iba a traer una piedra del Angulo, una piedra que serviría de refugio e incluso de protección contra el Juicio de Dios. Esta piedra seria de tropiezo para algunos, rechazada por otros, pero para los que creyeran en ella no serían avergonzados ni castigados, ni sacudidos.

La “piedra sólida y probada” es Cristo, él es el fundamento y piedra angular. Por eso Cuando tu vida es fundamentada en Cristo, tu seguridad es activada.
Tu seguridad de vida eterna
Tu seguridad de ser hijo
Tu seguridad de herencia
Tu seguridad de perdón
Tu seguridad de salvación
¡!!En Cristo vives seguro!!!

Él no es una piedra estática, él es una Piedra viva.

Continuaremos….

Subscribe
Notificame de
guest

3 Comments
Antiguos
Recientes Mas votados
Inline Feedbacks
View all comments
trackback

[…] el primer artículo de esta serie establecimos la diferencia entre fundamento y edificación. Hablamos de que no […]

Luis A. Velázquez
Luis A. Velázquez
5 Años ago

Sin duda alguna un artículo; no solamente interesante, sino que pertinente, relevante y sumamente necesario para la iglesia de este siglo. Llegue a este blog por recomendación del Pastor Tommy Moya. Gracias Pastor Alex por tan excelente trabajo en el cuerpo de Cristo.

Queda usted en bendición
Hno. Luis A. Velazquez