El Peligro de la Manipulación IV: Embarazados del propósito

Soy de las personas que me gusta evaluar lo que escucho y leo, a la luz de las Escrituras, sobre todo a la luz del Nuevo Pacto, la Gracia y el Reino. Hay un mensaje, que hace algún tiempo ha estado inquietando mi corazón, mente y espíritu. Este mensaje, lleva la idea de que tu propósito es algo que llevas por dentro, pero necesita ser “activado” por la semilla (esperma) de un líder. Una vez ese líder y tú se encuentran quedas “embarazado” para poder dar a luz tu propósito.

Comenzamos a ver más lo que el líder me puede impartir, que descansar en lo que Cristo ya me dio.

Esto puede sonar bonito y hasta espiritual. Pero la realidad es que no es una verdad en el Nuevo Pacto, sino una “enseñanza” que te lleva a permanecer al lado de un líder sin importar que exista maltrato, abuso o manipulación. No puedo decir que todos los que llevan este mensaje lo hagan intencionalmente, pero si puedo decir que no está alineado a la realidad presente.

El mensaje de estos predicadores es más o menos el siguiente: “Necesitas alguien que active la semilla que está dentro de ti. Ese alguien tiene la experiencia, la sabiduría y madurez para provocar que en ti el propósito de Dios sea activado. No es un neófito sino alguien diestro. Si te unes a la gente equivocada puedes quedar “embarazado” pero nunca ver el propósito. Estar con estériles puede hacer que no quedes “embarazado” y si quedas embarazado en la dimensión equivocada, de seguro vas a abortar. Dios le ha dado a tu líder la “esperma”, todo lo que tú necesitas para ir al próximo nivel. Recuerda debes honrar a quien te “preño”, a quien te “embarazó”. Sé agradecido, no como aquellos que “preñaste”, pero una vez lo hiciste, se fueron de tu lado. Cuando des a luz el propósito se tiene que parecer a quien lo engendro, hay vientres estériles que nunca van a producir, no pierdas el tiempo en vientres estériles, etc, etc.”

La intención de este artículo no es identificar quien lo predica o no, tampoco condenar ni juzgar, sino confrontar esta enseñanza con lo que la Escritura nos enseña. El problema de este tipo de discurso es que te lleva a una dependencia de un líder más que del Señor. Comenzamos a ver más lo que el líder me puede impartir, que descansar en lo que Cristo ya me dio. Además, sigue siendo un tema humanista en lugar de Cristocéntrico. No observo a ninguno de los Apóstoles predicar de este tema.

ENGENDRADOS POR EL ESPIRITU

Para poder ver el panorama completo y la realidad de este mensaje. Me quiero enfocar en dos aspectos: lo que me fue dado al momento de creer y la función del liderazgo con relación al propósito de Dios.

Cuando Jesús tuvo la conversación con Nicodemo, mencionó algo muy interesante. En Jn 3.6 Jesús le dice: “Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.” Jesús le estaba hablando de una necesidad de un Nuevo Nacimiento, este no provenía de un método natural(carne) sino que tenía que ser un nacimiento producido por el Espíritu (espiritual).

“La muerte de Cristo en la Cruz, “autoriza” la impartición de una vida nueva por parte de Dios.”

Una vez se hace vigente el Nuevo Pacto por medio de la resurrección de Cristo, se hace realizable el milagro de un Nuevo nacimiento espiritual. Por medio de la fe, recibimos la vida no de un hombre y una mujer sino por el mismo Dios. Pablo lo informa en Efesios 2.1,4: “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 4Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, 5aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), 6y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús”

En otras palabras, la muerte de Cristo en la Cruz, “autoriza” la impartición de una vida nueva por parte de Dios. Es algo que NINGUN hombre puede dar pues es mediante el Espíritu. La Nueva Vida es la Vida de Cristo en nosotros.

COMPLETOS EN CRISTO

Esta vida no es complementaria con otra, ni incluso con nuestra propia vida. Esta vida es una obra que llena y completa todo nuestro ser. Observa lo que dice Col 2.9–10: “Pues en Cristo habita toda la plenitud de Dios en un cuerpo humano. De modo que ustedes también están completos mediante la unión con Cristo, quien es la cabeza de todo gobernante y toda autoridad” (Énfasis mío). Pablo establece que la plenitud de Dios está en Cristo y que nuestra unión con Él nos hace completos.

Entonces, si estamos completos, ¿Qué más necesitamos en nuestras vidas? ¿necesitaremos a alguien que nos catapulte a otro nivel? ¿Necesitaremos que alguien ponga su “esperma espiritual” para embarazarnos? Si estamos completos, ¿qué más espacio hay para llenar?. ¿Podrá un “vientre” estar estéril con la Plenitud de Dios dentro? ¿dependerá mis resultados de la esperma del líder o de la Vida que me fue impartida? ¿podrá alguien con el mismo Cristo que yo cargo darme algo que yo no tenga? ¿El resultado final se tiene que parecer a mi pastor, profeta, evangelista, apóstol o a Cristo? ¿acaso un ser humano podrá darme algo que ya no tenga en Cristo? ¿Podrá quedar alguien embarazado de Dios, ser embarazado por el hombre?

Pablo establece que la plenitud de Dios está en Cristo y que nuestra unión con Él nos hace completos.

La Palabra completo en el original es y significa «lleno», «colmado», «tripulado», «lleno de», «repleto», «satisfecho», «plenamente cubierto» , «completo» «denso» o «espeso» (e. d. plenamente apretado) (Compendio del diccionario teológico del Nuevo Testamento) En otras palabras algo plēroō es que no le cabe nada más, algo que está repleto.

EL PROPOSITO ESTÁ INCLUIDO

Dentro de la realidad espiritual de estar completos, está incluido el propósito y la asignación dentro del Cuerpo. La realidad es que el propósito es eterno, en otras palabras, el propósito lo decidió Dios en la eternidad. Ningún hombre puede hacer que des a luz una asignación o un propósito que por designio fue dado en la Eternidad.

“lo que Dios determinó, no te lo puede dar ningún predicador, profeta, apóstol, evangelista, maestro o Pastor.

El problema de este tipo de predicación o mensaje de “parir” el propósito, es que se sale del mensaje del Nuevo Pacto. Primero, el propósito es muy diferente a la asignación (función) dentro del Cuerpo. El propósito de Dios no es que “des a luz” un ministerio, o que viajes a las naciones, o te conviertas en evangelista o seas apóstol o un buen maestro, predicador o un excelente “carga biblia” del profeta (mal llamado escudero)

El propósito de Dios es desde la eternidad y es la preeminencia de Cristo y un Cuerpo que lleve Su misma imagen. Romanos 8.29 lo dice así: “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos”(énfasis mío).

La meta o propósito final conocido por Dios es que seamos conformes a la imagen de Cristo. Por eso, no puedes dar a luz un propósito que no es ejecutable por ningún ser humano. En otras palabras, lo que Dios determinó, no te lo puede dar ningún predicador, profeta, apóstol, evangelista, maestro o Pastor.

El “embarazo” fue por el espíritu, el día que usted se convirtió, Dios mismo activó en ti el propósito eterno, no necesitas a un humano que active lo que Dios activó en la eternidad. La función es lo que haces para que el propósito de Dios sea manifiesto. Tu función tiene que ver con la palabra y el ministerio de la reconciliación. (2 Corintios 5.18-19)

EL HOMBRE NO TE PUEDE DAR AQUELLO QUE YA TU TIENES (DIOS NO HACE ACEPCIONES)

La idea del mensaje de “embarazados del propósito” es crear un lazo donde se pueda manipular y controlar al creyente. Si logro introducir el mensaje, tendré a alguien que por conveniencia me será fiel. Nadie quiere dejar una “cobertura”, si esa “cobertura” es la que me va a llevar a mi cumplimiento profético.

Escuche a un Apóstol en una ocasión decir: “con tan solo entrar a mi “cobertura” vas a crecer más espiritualmente, porque yo cargo lo que tú necesitas para progresar”Este tipo de expresión me obliga a permanecer hasta ver los resultados y por temor no moverme hasta que Dios no cumpla su propósito. Incluso este mismo Apóstol mencionó de un pastor que se fue de su cobertura y fracasó.

Muchos compran el mensaje y quedan atrapados en ciclos de maltratos. Incluso muchos se aferran tanto a su líder, que dan lo que sea por “honrarlo” simplemente porque es la persona que Dios puso para abrirles puertas. Pensar de esta manera es ser totalmente niños y sobre todo carnales.

Te voy a dejar con Pablo para que lo explique mejor y te voy a subrayar algunas palabras claves que nos ayudarán a entender cuál es la función de nuestros líderes: 1 Co 3.4–9

“4Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales?

5¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor. 6Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. 7Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento. 8Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. 9Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios.”

Los líderes están para ayudar a desarrollar el propósito, pero son incapaces de embarazar a alguien. Los líderes son servidores por el medio de los cuales conocemos la Buena Noticia. Son colaboradores de Dios. La palabra colaboradores en el griego es synergos y expresan la idea de compartir el trabajo o cooperación. En otras palabras, los líderes trabajan en cooperación con Dios para levantar el “Edificio de Dios”.

Espero que haya sido de edificación. Déjanos tu comentario o pregunta.

Gracia y Paz,

Pastor Alex Strubbe

Si deseas formar parte de ayudarnos a sostener está pagina, puedes hacer un aportación y estaremos agradecidos.  

Deseo formar parte de esta obra por medio de mi donativo por la cantidad de:
Other Amount:
Dejános un mensaje:

 

Subscribe
Notificame de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments