Huesos Secos

Profetizando Vida

Existen muchas “visiones” en la Biblia que han sido predicadas a través de la historia de la Iglesia Cristiana. Muchas de ellas muy conocidas, tal como la del Valle de los Huesos secos.

Esta visión es una dada al pueblo de Israel en un momento determinado, bajo circunstancias determinadas, en un pacto determinado. Por lo tanto, aplicarla tal como está a nuestro tiempo sería un grave error. Pero sí en ellas, podemos encontrar tipos y sombras, no solo de Cristo sino de la Ekklesia.

Para poder entender este suceso, hay que comenzar a leer del final al principio. Ya que al final, está la revelación del principio. Por eso para poder leer y conocer a los profetas primero hay que leer y conocer a Cristo. En El están los tesoros del conocimiento.(Col 2.3)

La representación de huesos secos realmente era un argumento mental que tenía el pueblo.

El poder de un pensamiento

En Ezequiel 37.11 Dios le explica a Ezequiel la visión espiritual, y le comenta sobre el sentir del Pueblo de Israel.“Luego me dijo: «Hijo de hombre, estos huesos representan al pueblo de Israel. Ellos dicen: “Nos hemos vuelto huesos viejos y secos; hemos perdido toda esperanza. Nuestra nación está acabada”

Los Huesos, representaban el Pueblo de Israel. En lo natural no estaban secos, pero en sus mentes ellos mismos se consideraban secos. La representación de huesos secos realmente era un argumento mental que tenía el pueblo. Probablemente era lo que dialogaban entre ellos, era el tema de la semana para el pueblo de Israel.

En las plazas lo que se escuchaba eran conversaciones pesimistas, conversaciones de derrota. Sus conversaciones se basaban en el argumento: “nos hemos vuelto huesos viejos y secos, hemos perdido toda esperanza, nuestra nación está acabada”

Tal vez muchos de nosotros nos hemos sentido como ellos, sin esperanza, sentimos que nuestra nación está acabada y que el resultado será secarnos y hacernos viejos.

Tras el paso del huracán María por Puerto Rico mucha gente ha tenido este mismo pensamiento con relación a lo que está sucediendo en la Isla. En otros países el resultado de manifestaciones, huelgas, protestas muchas veces llevan a un pueblo a pensar de la misma manera: “nos hemos vuelto huesos viejos y secos, hemos perdido toda esperanza, nuestra nación está acabada”

¡Pero que Bueno que Dios en este tiempo también ha levantado una Iglesia que camina en lo profético y que se levanta a cambiar el mensaje de muerte por uno de vida!

Los huesos secos eran símbolo de muerte y desánimo:

Ezequiel fue llevado en el Espíritu a un valle de Huesos secos. La pregunta que nos podemos hacer es ¿De qué sirve un valle de huesos secos?

• Los huesos no escuchan
• Los Huesos no se mueven
• Los huesos no pueden tomar decisiones
• Los huesos secos representan inmovilidad
• Los huesos secos representan es incapacidad
• Los huesos secos representan es muerte

Frente a este panorama, Dios le pregunta a Ezequiel: ¿Podrán estos huesos vivir? En otras palabras, ¿habrá forma de que estos huesos vuelvan a su propósito original? ¿Podrán estos huesos ser restaurados? (Restaurar – es Arreglar los desperfectos de una obra de arte.) ¿Podrán regresar a la condición que estaban antes que se dañaran?

Ezequiel le contesta: Señor tú sabes la respuesta… Seguro que Dios sabía la respuesta, pero decide no actuar solo y convierte a Ezequiel en parte de la historia. ¡Dios podía levantar a estos huesos sin la ayuda de nadie, pero Su Gracia, incluyó a Ezequiel en Su Obra!
Dios puede obrar El solo, pero decide incluirnos en Su plan eterno. Su favor inmerecido, nos hace parte de lo que Dios está haciendo.

¡Dios podía levantar a estos huesos sin la ayuda de nadie, pero Su Gracia, incluyó a Ezequiel en Su Obra!

Ezequiel es una sombra de la Ekklesia

Ezequiel nos está representando a nosotros, dicho de otra manera, la encomienda de Ezequiel es la encomienda de la Ekklesia!!! Dios le dice a Ezequiel: Anuncia un mensaje profético a estos huesos, diles: Huesos secos, escuchen la palabra del Señor.
Pero, espera!!! Estos huesos no pueden escuchar!!! Ellos están muertos!!. Como mencioné, estos huesos no tenían la capacidad de escuchar. Pero debemos entender que la visión fue en el espíritu, Ezequiel dijo que él fue llevado a una dimensión espiritual. Ezequiel fue llevado al lugar en el cual se revela lo que nuestros ojos naturales no pueden ver.

El problema con la Ekklesia hoy en día es que se está moviendo más en lo carnal y no por una revelación espiritual. La Ekklesia fue diseñada para caminar en lo espiritual, de ver en lo espiritual y de ministrar a lo espiritual. Somos la manifestación de Aquel que lo llena todo en todo. Pero al vivir la vida en el espíritu superficialmente nos hemos quedado viendo “lo que se ve” sin mirar más allá “lo que no se ve”.

Ezequiel estaba viendo la verdadera condición espiritual del pueblo de Israel. Ellos se habían convertido en lo que precisamente confesaban de ellos mismos. Sus palabras, sus conversaciones se convirtieron en su realidad. Mucas veces los cristianos desconocen su verdadera identidad y confiesan derrota, sequía para sus vidas. Estos pensamientos transforman sus conductas y muchas veces llegan a ser precisamente lo que han hablado de ellos mismos.

Pero gracias a Dios, que hay un mover de la identidad de la vida impartida de Cristo en el Cuerpo. Esto está produciendo madurez en el Cuerpo, hijos del Reino que reconocen quienes son en Cristo y que permiten que la vida impartida de Cristo se manifieste en sus vidas.

Profetizando Vida

Dios le dice a Ezequiel, profetízales a los huesos, háblales a los huesos y diles: Esto dice el SEÑOR Soberano: ‘¡Atención! ¡Pondré aliento dentro de ustedes y haré que vuelvan a vivir! 6 Les pondré carne y músculos y los recubriré con piel. Pondré aliento en ustedes y revivirán. Entonces sabrán que yo soy el SEÑOR’ Ez.37.5-6”.

Dios no se limita por la incapacidad de lo que está muerto.

La Palabra de Dios es más poderosa que aquello que se ha secado. ¡Dios le estaba diciendo, aunque ustedes no tienen la capacidad de escucharme, yo les voy a dar vida! Los Huesos secos no necesitaban una palabra de juicio o de condenación, ellos necesitaban una palabra de Vida!!!
Ni Puerto Rico, Méjico, Venezuela, Honduras, Ecuador, Chile, España ni el mundo entero no necesitan una palabra de condenación, el mundo necesita escuchar que no importa lo que hagan y cuán lejos se sientan de Dios, Dios tiene el poder de darles VIDA, de traer esperanza, de transformar! Necesitan una Palabra de transformación, una Palabra de VIDA, necesitan escuchar y ser impartidos de la Vida de Cristo.
La predicación de la Buenas Nuevas no depende de quien la escucha sino del poder que reside en quien la predica.

La predicación de la Buenas Nuevas no depende de quien la escucha sino del poder que reside en quien la predica.

Aquellos huesos secos no podían escuchar, pero tampoco pudieron resistir la Palabra de Vida impartida. En aquel momento, en aquella visión, Ezequiel fue el instrumento profético para la voz de Dios. Por eso, lo muerto no pudo quedarse muerto ante la voz de Dios. Hoy en día, los huesos pueden estar secos, pero el Espíritu que mora en el que profetiza y da la Palabra, hará retumbar los huesos y traerán como resultado VIDA ETERNA!!

El mensaje de Ezequiel era uno de restauración. No solo iban a ser reanimados sino que iban a ser completamente restaurados. Hay una diferencia entre reanimar y restaurar. Mucha gente oye el mensaje del evangelio y se reanima, pero Dios quiere que más que ánimo, haya restauración.

Para esto fuimos predestinados, para volver al modelo original, Cristo.

Podemos motivar a la gente a través de un mensaje, pero lo importante es que al final ellos sean restaurados. Restaurar es llevar algo a lo original. Cuando un mueble es restaurado es dejarlo tal y como el creador del mueble lo ideó. Dios quiere restaurarte al momento de tu perfección antes de la creación del mundo. Para esto fuimos predestinados, para volver al modelo original, Cristo.

Podemos motivar a la gente a través de un mensaje, pero lo importante es que al final ellos sean restaurados.

¡Aquellos huesos secos estaban siendo llamados a un nuevo nacimiento, a un nuevo tiempo! En este tiempo que nos ha tocado vivir, tenemos que entender que nos enfrentamos a personas que por fuera se ven vivos, pero por dentro son valles de secos muertos. Cuando nos metemos en la dimensión espiritual vemos que sus vidas son secas y vacías. Pero nuestro deber no es juzgar ni señalar, sino profetizar VIDA.

Ezequiel profetizó y dice que hubo un estruendo y se juntaron los huesos, y se formaron esqueletos, y le nació piel y tendones y carne, pero aún no tenían aliento de vida.

Y Dios le dijo: ahora profetiza que venga el Espíritu de los 4 vientos e inmediatamente, los cuerpos volvieron a vivir.

La Palabra que Dios ha puesto dentro de ti es Vida. Es Cristo mismo en ti. El desea ser impartido a través de ti a otros. El señor está llevando a Su Iglesia a caminar en el Espíritu de la profecía. Tu trabajo no es convencer ni obligar, sino predicarles de la Vida.

Aquel viento que sopló de los 4 vientos trajo la VIDA, en Pentecostés el viento recio trajo al Dador de la VIDA

En Pentecostés el Autor de la Vida vino a hombre pecadores y trajo una nueva VIDA.

Efesios 2.5 RV60

4Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, 5aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), 6y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, 7para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

Nosotros estábamos muertos en pecados, éramos como huesos secos. Pero de alguna manera un día escuchamos la voz de Dios, un día Él nos alcanzó y nos dio vida.

A través de Ezequiel, Dios profetizó un ejército que se levantaba, a través de nosotros, Dios profetiza una Iglesia que se levanta. ¡Es un ejército de creyentes, es un ejército de redimidos, de ex pecadores, de gente común que fueron transformados por el poder de Dios, es el ejército de los que fueron traslados del reino de las tinieblas al Rey del Hijo Amado! Dios te quiere usar, por gracia, para reconciliar al mundo con El, Dios quiere usar a su Iglesia para llevar a la gente al propósito original en Cristo. En nuestras manos está, el dar vida por medio de Cristo a una sociedad que se seca y se muere.

Subscribe
Notificame de
guest
4 Comments
Antiguos
Recientes Mas votados
Inline Feedbacks
View all comments
uziel reyes
3 Años ago

Efectivamente, la Ekklesía es la que profetiza más allá de la realidad que se puede ver. Ella es gobernada por una Verdad, la cual está por encima de toda realidad. Muchas gracias pastor Alex por compartir esta palabra. http://www.UzielReyes.com

Magali
Magali
3 Años ago

Gracias pastor por la ensenanza los huesos secos. Debemos hablarle VIDA a lo muerto que nos rodea. La palabra es Espiitu y es VIDA!!!!